Fuente: levante-emv.com

La estrategia de reindustrialización contempla el inmediato impulso de un pacto comarcal.

«La crisis nos pilló sin recursos para afrontarla, pero este trabajo de reflexión nos permitirá estar preparados para el próximo ciclo económico negativo». Así resumió el alcalde de Sagunt, Quico Fernández, la utilidad del plan de reindustrialización de El Camp de Morvedre que ayer se presentó públicamente después de más de cuatro meses de trabajo de los diferentes sectores económicos de la comarca.

El nacionalista fue el encargado de abrir un acto que apenas reunió a una veintena de personas, eso sí, en representación de las mancomunidades de les Valls y La Baronia, el Ayuntamiento de Canet d’En Berenguer, además de los empresarios y los sindicatos.

Tras esta introducción, Eduardo Amer, en representación de Imedes, empresa encargada de conducir el procedimiento de elaboración del plan, se encargó de resumir los aspectos más destacados de este trabajo.

Así, enumeró la treintena de acciones dividida en seis líneas estratégicas que van desde la atracción de empresas y la lucha contra el paro hasta la transición hacia economías verdes pasando por las mejoras en el capital humano, la potenciación de la innovación, el fomento de la internacionalización o la dotación de las infraestructuras pendientes.

De todas ellas, según se manifiesta en el propio plan, la prioritaria es la primera, de tal forma que las acciones que se pondrán en marcha de forma «inmediata», son tanto la mesa industrial de la comarca, que requerirá un desembolso estimado de 60.000 euros al año, como el pacto territorial por la ocupación, para el que se prevé un gasto de 400.000 euros anuales.

Así lo explicó la concejala de Sagunt y diputada autonómica, Teresa Garcia, quien destacó la necesidad de «tener una política industrial clara para responder a los impactos de las crisis o las deslocalizaciones». En esta línea, la nacionalista destacó entre los objetivos de este trabajo la «creación de oportunidades para atraer empresas» y agradeció la colaboración para «ordenar las ideas y tomar las medidas que mejoren nuestro modelo productivo», de las que garantizó que «darán resultados», aunque también pidió que «siga la colaboración de todos los sectores».

Apoyo de la Generalitat

Durante el acto de ayer también intervinieron Juan José Berbel, ahora en la empresa privada después de trabajar en los gobiernos catalán y español, así como el director general de Industria de la Generalitat, Diego Maciá. Este último destacó la «importancia« de disponer de un plan de reindustrialización, que «coincide en sus objetivos con los del Consell», de tal forma que garantizó que el gobierno autonómico «estará siempre a vuestro lado para desarrollar un plan que nace de la capacidad de analizar la realidad, plantear los objetivos y establecer el camino de futuro».

Most Recent Projects